Comenzar con el aprendizaje de una nueva materia o disciplina siempre es una tarea desafiante, especialmente cuando es una tan mitificada como la programación; no es tan fácil como dicen ni tan imposible como parece, pero para darte una mano te dejamos 10 tips para estudiar programación y no morir en el intento.

  1. Encuentra una motivación
    El camino que estás a punto de comenzar va a estar lleno de frustraciones, así que tener una motivación clara de por qué estás haciéndolo va a ser de inmensa utilidad en esos días que no puedes más. No importa si es porque quieres una mejoría económica en un rubro nuevo o porque quieres hacer por ti misma ese gran emprendimiento con el que tanto soñaste, aférrate a esa motivación, va a ser tu guía y salvavidas en los momentos más complicados.
  2. Ejercita tu pensamiento lógico
    Independientemente de si quieres hacer backend o frontend (acá te explicamos la diferencia) o qué lenguaje inicial quieras aprender (ya vamos a hablar de este punto) programar requiere de pensamiento lógico; no hace falta tenerlo de antemano pero sí desarrollarlo a través de la práctica. Existen infinidad de ejercicios y juegos en internet que te pueden ser muy útiles y en muchos casos no incluyen programar, sólo pensar de forma lógica.
  3. Elige un lenguaje inicial
    Todo el razonamiento lógico y muchas otras cosas que vas a aprender se aplican en tu carrera como programadora independientemente de en qué lenguaje estés programando. Sin embargo, hay que comenzar con un lenguaje específico y a la hora de elegirlo hay algunas cosas a tener en cuenta; un buen lenguaje inicial debe ser permisivo: que no sea demasiado estricto con sus reglas o sintaxis al codear nuestras primeras líneas y que los errores tengan respuestas claras. Debe ser fácil de ejecutar: entre menos pasos requieras diariamente para comenzar a codear y ver resultados, más fácil te va a resultar hacer de la programación un hábito y debe tener una comunidad activa a la que puedas recurrir en caso de dudas. Siguiendo estas líneas, mi recomendación es Javascript. Existen otras buena opciones como Python o Go, pero una vez tengas buenas bases, hacer un cambio no será un problema.
  4. Es como un idioma nuevo
    Aprender un lenguaje de programación es como aprender otro idioma, está lleno de nuevas estructuras, nuevas palabras, nuevas formas de plantear lo que ya pensabas y decías en tu idioma nativo. Si has tenido la oportunidad de aprender un nuevo idioma puedes tomarlo como un experiencia a tener en cuenta a la hora de aprender programación.
  5. Exponte al entorno
    ¿Cómo mejoramos a la hora de aprender inglés, por ejemplo? Exponiéndonos a él y consumiéndolo en medios como la música, la tele, películas, lecturas, comics entre otros. La programación no es excepción, sigue en redes a gente que hable de programación (preferiblemente en el lenguaje y ámbito que estás estudiando), escucha podcasts, lee artículos y, por supuesto, codea un poco cada día. Esta exposición te va a llevar a mejorar significativamente.
  6. No te limites a la clases
    Este consejo es el más importante. No limites tu tiempo de programación al aula de clases, busca cada espacio que puedas para practicar lo que viste, generar nuevas dudas y resolverlas, no hay mejor forma de aprender programación que, de hecho, programando. La repetición y la práctica son claves fundamentales.
  7. Abraza la frustración
    El ejercicio de programar te va a llevar a mil bloqueos, errores, funciones que no salen, horas y horas y horas sin resultado aparente y ahí las dudas sobre si es esto realmente lo que quieres hacer, si eres buena o no, si capaz no es para ti. No te preocupes, todas estuvimos ahí, no estás sola. Es acá cuando el primer consejo cobra importancia, sólo esa motivación que tengas en lo que haces es la que te va a llevar adelante, sumado por supuesto a la perseverancia. Nadie murió intentando programar ni tampoco nadie falló al querer aprender, habiendo sido persistente.
    Tómate un minuto, aléjate de la compu, háblalo con alguien y vuelve al ruedo, la satisfacción de superar esas frustraciones es un sentimiento increíble y empoderador. Pronto vas a estar desarrollando funcionalidades más complejas y viendo los resultados.
  8. No dejes a los errores pasar en vano
    Cada error que tenemos viene con una respuesta, y si no es explícita en el código lo será en nuestra experiencia. Antes de sucumbir ante un código que no funciona hay que leer con atención, devolver los pasos y una vez resuelto analizar qué nos llevó a ese resultado. No se aprende tanto de los aciertos como de las equivocaciones.
  9. PREGUNTA, PREGUNTA, PREGUNTA, PREGUNTA
    Este sí es en serio el consejo más importante: nunca te guardes un duda. Si estás en un entorno académico, pregúntale a tu docente todo el tiempo todo lo que no te quede claro. Nadie te va a juzgar por no entender algo a la primera y además cada duda que resuelves no sólo es de utilidad para ti sino para tus compañeras.
  10. CODEAR, CODEAR, CODEAR Y CODEAR
    No, ya, de verdad, este sí que es el más importante. No importa cuantas veces lo haya dicho en los anteriores puntos, el mejor consejo a la hora de aprender a programar es…. *redoblante*… Programar. Hacerlo a diario, adherirlo a tu rutina, pensar en soluciones a cosas simples y cotidianas desde la programación, aprovechar cualquier challenge, codear, codear, codear y codear. Ningún gran programador logró ser bueno sin codear todo el tiempo.
Tienes preguntas sobre admisiones