Estimados padres de Familia y/o acudientes.

Reciban un saludo de nuestra parte,

De acuerdo con las medidas especiales dispuestas por las autoridades nacionales, les dejamos algunas recomendaciones para un correcto desarrollo de las actividades académicas virtuales:

  • Recordemos los valores como el respeto, la responsabilidad y la tolerancia, como guías para el desarrollo de todo proceso de enseñanza aprendizaje y así mejorar las distintas formas de interacción entre los participantes.
  • Se recomienda tener el horario en un lugar visible, cada clase y el plan de trabajo en casa, enviado por los docentes con anterioridad.
  • Los planes de trabajo tienen como objetivo que los estudiantes conozcan las actividades a desarrollar y organicen con antelación los elementos necesarios, es como organizar la maleta para las clases del día.
  • Esta no es época de vacaciones y el aprendizaje continúa. Por esto, se requiere mantener la rutina en la que los estudiantes se deben levantar, vestir y estar listos para el aprendizaje al igual que si estuvieran asistiendo de manera presencial.
  • Las rutinas ayudarán a los estudiantes a estar más dispuestos a aprender.
  • Establecer momentos para el consumo de alimentos de acuerdo con el horario establecido.
  • Utilizar la agenda para llevar un orden en las actividades que se deben realizar.
  • Establecer un espacio equipado con mesa, silla, buena iluminación y ambiente tranquilo (que no sea la cama), para concentrarse mejor y cuidar la salud.
  • Sentarse teniendo en cuenta la postura correcta, para no perjudicar la columna.
  • Utilizar de manera adecuada los espacios de descanso.
  • Al iniciar las clases cerrar las pestañas del navegador, los programas y las aplicaciones que no tengan nada que ver con la actividad que se está desarrollando.
  • En los perfiles de los estudiantes debe aparecer el nombre y apellido del estudiante, no está permitido el uso de apodos o imágenes.
  • Mantener los micrófonos cerrados evita que haya interrupciones en el desarrollo de la clase o interferencia por otros sonidos provenientes de las actividades normales de casa. Esto no debe impedir la participación del estudiante, quien lo activa en el momento que lo necesite o el docente solicite su intervención, es como hacer uso de la palabra en el normal desarrollo de una clase presencial.
  • Se han establecidos momentos específicos para el trabajo autónomo que es necesario cumplirlos con el fin de evitar acumulación o no cumplimiento de las actividades asignadas, las cuales serán retroalimentadas y evaluadas por los docentes en los encuentros sincrónicos. De esta manera se evita el estrés y malentendidos en relación con la asignación de trabajos.
  • Se recomienda a los padres, durante el transcurso del día, “dar vueltas” con cierta frecuencia de acuerdo con sus posibilidades, acercarse y preguntar por lo que están haciendo y si tienen alguna inquietud que deba resolver.
  • Es necesario mantener seguros a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, internet tiene grandes ventajas y algunos retos. Es necesario que los padres establezcan qué pueden y qué no pueden hacer en internet y hacer monitoreo de que los acuerdos se cumplan. Igualmente es necesario supervisar las páginas y contenidos que visitan.
  • Se recomienda que los adultos supervisen el uso de las redes sociales y orienten para evitar comunicaciones inapropiadas, burlas o manifestaciones de acoso hacia otros niños, niñas, adolescentes o jóvenes.
  • Algunos estudiantes de los grados superiores están compartiendo los enlaces enviados por los profesores para la clase con personas ajenas a la institución, quienes están interrumpiendo el desarrollo normal de las clases.
  • No es aceptable que se generen acciones como rayar la pantalla compartida, o escribir palabras no adecuadas contra compañeros o miembros de la institución.
  • En cuanto a los jóvenes y adolescentes, es importante ser conscientes del momento vital en el que están. El acompañamiento en casa debe centrarse en afianzar la autonomía, la toma responsable de decisiones y motivar en ellos la esperanza de construir proyectos de vida.

Aprovechemos el tiempo en familia en un mismo espacio, para el autocuidado, la autogestión para continuar con el desarrollo de las actividades que nos permitan cumplir con las diferentes responsabilidades, gestionar las emociones negativas y conflictos que surjan a lo largo de los días.

Les recordamos nuevamente comunicar, oportunamente, ante la instancia adecuada sus inquietudes, con el fin de que sean atendidas.

Atentamente,

Carmen Mora de Velandia,

Rectora