El comienzo de esta pandemia sirvió para ponerle pausa a la vida agitada que solemos llevar: pasar más tiempo en familia, hacer cosas diferentes, cambiar las rutinas. Pero  finalmente… ¡la vida y sus dinámicas continúan!.

Así que, mientras todos seguimos adaptándonos, hay algo que por ninguna razón debe parar: la estimulación y el aprendizaje temprano de los niños más pequeños; y allí, el preescolar virtual puede ser la mejor alternativa. 

Tienes preguntas sobre admisiones